martes, 20 de septiembre de 2016

La Nada se apodera de Fantasía. - Texto de Roy Galán



Yo soy mujer.

Y también soy hombre.

No necesito tener una vagina porque mis genitales no determinan lo que soy.

Yo soy mujer y también soy hombre y soy feminista.

Y no tengo que pedir permiso para la lucha porque este planeta es también mi hogar.

Tengo un pene y dos huevos recogidos en un escroto blanco pero eso no me incapacita para detectar lo injusto.

No me siento atacado cuando alguien reclama su derecho a la igualdad, es más, me siento tremendamente violentado cuando alguien lo menoscaba.

Ante lo indigno de la omisión del deber de auxilio.

Ante el desconocimiento de la sororidad.

Ante lo bárbaro de la ingratitud.

Ingratos, eso es lo que somos.

Con las que fueron y que hoy nos permiten ser.

Con las que están siendo y permitirán ser a otras.

Hay que ser muy valiente para salir de la cocina amueblada por el patriarcado y empezar a empoderarse.

Pero una vez lo ves, una vez lo sientes, no te queda otra.

Y todo lo que no sea visibilizar es traicionarte a ti y a las que ya no están.

Cada vez que alguien dice que no es feminista el mundo se vuelve más tenebroso.

La Nada se apodera de Fantasía.

Fantasía es hoy un lugar en el que las mujeres no mueren por ser mujeres.

Fantasía es hoy un lugar en el que las mujeres cobran el mismo salario que los hombres por desempeñar el mismo trabajo.

Fantasía es hoy un lugar en el que el apellido de la madre no va en segundo lugar y no se pierde generación tras generación.

Fantasía es hoy un lugar en el que se deja a las mujeres en paz.

La Nada es lo que tenemos.

Mujeres cosificadas, vasijas para recoger el semen, platos para servir la cena, violadas en portales, humilladas por promiscuas, amoratadas y amortajadas en nombre del amor, cuestionadas por su entorno.

Sí, la Nada es una amiga cuestionando tu feminismo.

Es un padre diciendo que estás loca.

Es una hermana que no escucha.

Es alguien no valorando tu esfuerzo.

Tu esfuerzo haciendo diagramas sencillos porque la gente es incapaz de leer.

Explicando lo obvio porque la gente parece gilipollas, joder.

Teniendo que escuchar el cuento más triste y breve de la historia de los cuentos en cuatro palabras: Ni machismo ni feminismo.

Y no llorar de rabia y liarla a patadas con una silla.

La Nada son las cuotas que son un fracaso de la humanidad.

Una imposición del afecto a través de las normas.

Porque somos incapaces de tratarnos bien.

Hasta que no sepamos hacerlo el feminismo será necesario.

¿En qué lugar estás si no eres feminista?

¿Si no dices con orgullo que haces lo que está en tu mano para la liberación de las mujeres?

¿Es que el mundo es algo que le sucede a otros?

¿Es que te da igual que otras tengan una existencia de segunda?

Si es así no eres algo bueno para este planeta.

Tienes un tiempo y un espacio para ti y eres incapaz de compartirlo.

Si no haces nada, la Nada se hace mayor.

Y lo va a devorar todo.

Va a devorar a tu hija cuando la llamen puta por ejercer su libertad.

Va a devorar a tu sobrina cuando no le den trabajo por ser madre.

Va a devorar a tu hermana cuando un malnacido le estampe un puño en el ojo.

El mismo ojo que tú limpiabas cuando era un bebé.

Va a devorar a tus amigos cuando les llamen maricones por llorar.

Contra la Nada.

Caos y desorden.

Contra la Nada.

Emoción y combate y caricias.

Contra la Nada.

Un nuevo nombre para la Emperatriz Infantil.

Alejandra.

No desistamos, chicos y chicas.

Tal vez no lo veamos.

Pero Fantasía está creándose de nuevo.

Y el futuro ha de ser un lugar más hermoso.

Porque nuestra revolución es una.

Y es la revolución del amor.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...