viernes, 12 de julio de 2013

La vida en uno de los sitios más remotos del planeta

El fotógrafo Arko Datto ha documentado la vida de los habitantes de Baltistán, una región inaccesible hasta 2010. Una parte de la región de Cachemira es controlada por India y la otra por Pakistán. Baltistán se encuentra mayoritariamente en territorio paquistaní; forma parte del territorio autónomo de Gilgit-Baltistan.

Esta zona era prácticamente inaccessible para los visitantes antes de 2010, cuando el gobierno permitió el ingreso a algunas aldeas. Al área se puede llegar únicamente por una ruta que pasa por el Valle de Nubra, en Ladakh (una región en el estado norteño de Jammu y Cachemira, en India). Actualmente se construye otro camino a través de las montañas.

La niña que aparece en la imagen vive en la aldea de Turtuk, una de las pocas a las que se ha permitido el acceso de turistas.

Las aldeas de Baltistán tienen pocos habitantes. En las siete que están en la zona controlada por el gobierno indio viven unas 5.000 personas.

Los pobladores son predominantemente musulmanes. “Como en la mayoría de la zona de Cachemira y Ladakh, las personas son muy hospitalarias. Es común que inviten a su casa para tomar una taza de 'namkeen chai' (un té salado) y comer albaricoques", dice el fotógrafo Arko Datto.

Algunos pobladores de Baltistán se han opuesto a la apertura de Turtuk al turismo, convencidos de que los puede perjudicar. Esta foto muestra a ancianos de Balti saliendo de una mezquita después de la oración de final del día.

En la región hay una fuerte presencia militar india debido a que Turtuk está a pocos kilómetros de la frontera con Pakistán, cuya relación con India sigue siendo tensa.

Hay lazos muy estrechos entre los miembros de la comunidad. La casa del hombre que se ve en esta fotografía fue destruida por un derrumbe. Durante la reconstrucción –dice él- todo el mundo lo ayudó.

Esta imagen muestra el regreso a casa de unos niños tras ir a clases en una escuela de Turtuk.

Una de las personas con mayor edad en el lugar: esta mujer nació en Pakistán y posteriormente se mudó al lado indio de la región.

Trabajadores que inmigraron de los estados de Bengala Occidental y Bihar (ambos en el este de India) ayudan en la construcción y el mantenimiento de los caminos de la región.

El cultivo de los albaricoques es una de las principales fuentes de ingreso en la región. Esta foto muestra a una niña y a una mujer en un cultivo en Baltistán.

Fuente: BBC Mundo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...