viernes, 10 de mayo de 2013

Travesía desde Anchorage hasta Fairbanks


Un viaje por Alaska, visitando los glaciares, fiordos y montes más salvajes de Norteamérica


Por Jordi Canal-Soler

En Anchorage existen rascacielos tan altos como en cualquier otra ciudad americana, pero con la diferencia de que se encuentran a pocos kilómetros de bosques primarios habitados por osos y rodeados por montañas nevadas que no han sido nunca escaladas. Considerada la capital de la zona centro y norte de Alaska, Anchorage nació a orillas de la ensenada de Cook en 1914, durante la construcción del ferrocarril que unía Junneau, la capital estatal, y la remota Fairbanks, acceso a las tierras polares americanas. Por su estratégica situación, Anchorage es una excelente base para explorar los fiordos y glaciares de Kenai así como el estuario Prince William.
Al sur de la ciudad una carretera panóramica sigue la costa del fiordo Turnagain Arm. James Cook lo bautizó así cuando, en 1778, tuvo que dar vuelta atrás a sus dos barcos al ver que ése no era el camino hacia el Paso del Noroeste. El fiordo tiene una marea de once metros, la segunda más alta del mundo, y en sus aguas pueden observarse a menudo grupos de belugas persiguiendo los bancos de salmón que regresan a los ríos donde nacieron.

Cruceros desde Seward

La carretera se adentra después en la península de Kenai entre valles boscosos, bordeando lagos en los que desaguan glaciares y cruzando pueblos con iglesias ortodoxas fundadas por los primeros colonos rusos. La población de Seward, a 200 kilómetros de Anchorage, lleva el nombre del Secretario de Estado que en 1867 dirigió la compra de Alaska a Rusia. El precio de 7,2 millones de dólares fue considerado entonces una locura y Seward recibió severas críticas por parte de políticos y periodistas. Tras el descubrimiento de oro y petróleo, la prensa de entonces cambió su opinión e incluso se instauró el Seward’s Day para conmemorar el acuerdo.



 

Alaska: desde Anchorage hasta Fairbanks

1 Anchorage. Es la puerta de entrada a la región Interior Occidental de Alaska. Vale la pena visitar su museo de arte.
2 Península de Kenai. La ciudad de Seward ejerce de base para visitar el Parque Nacional Fiordos de Kenai.
3 Chugah National Forest. Es una de las mayores reservas del país. Reúne glaciares, bosques y lagos.
4 Estuario Prince William. Los cruceros desde Whittier, Valdez y Cordova se acercan hasta glaciares colosales.
5 P. N. Denali. El McKinley es el gran atractivo de esta reserva. Hay vuelos en avioneta desde Talkeetna.
6 Fairbanks. El Museum of the North, las aguas termales de Chena Hot Springs y la mina El Dorado son ineludibles.

 

Península de Kenai

Dos grandes lagos, un inmenso campo de hielo, una costa de fiordos y pueblos de raíces rusas aparecen en la ruta por este enclave al sur de Anchorage.

 

Anchorage

Esta ciudad rodeada por cumbres siempre nevadas es el acceso a los fiordos del golfo de Alaska y al P.N. Denali.

 

Chugach

La inmensa reserva que abraza el estuario Prince William incluye una veintena de glaciares. Algunos se avistan durante los cruceros en barco. En unos pocos se practica la escalada en hielo.

 

P. N. Kenai

La ciudad de Seward es la base de los recorridos en barco y canoa por los fiordos de este parque. Sus 2.460 kilómetros cuadrados abarcan varios glaciares que desaguan en el golfo de Alaska.

 

Los Big Four

El alce, el oso grizzly, el caribú y el carnero de Dall son los «cuatro grandes» mamíferos más buscados por los fotógrafos que recorren la región interior de Alaska.

 

Portage

Una carretera bordea el Turnagain Arm desde Anchorage hasta Portage. Un túnel cruza bajo tierra los montes de hielo y roca hasta la localidad de Whittier, en el estuario Prince William.

 

Fairbanks

Es uno de los mejores destinos del planeta para ver auroras boreales por la claridad de sus cielos. Estos halos luminosos cruzan el cielo de Alaska entre septiembre y abril.

 

Bosques del interior

Las masas de coníferas que cubren el centro de Alaska son un fantástico entorno para practicar el esquí nórdico y realizar paseos en trineo de perros o en motonieve.

 

P. N. Denali

Una avioneta sobrevuela las montañas del parque desde Talkeetna, pueblo a medio camino entre Anchorage y Fairbanks.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...