martes, 5 de marzo de 2013

La microbiología como arte



Microorganismos de cristal

Normalmente nadie califica una enfermedad infecciosa potencialmente fatal de “algo realmente hermoso”. Sin embargo, un escultor ha logrado sacar las bacterias y virus de su mundo invisible para traerlos al nuestro.

El artista Luke Jerram ha creado una colección de obras de arte con la forma de microorganismos: bacterias y virus que tienen el potencial de infectar e incluso matar a los seres humanos. Mostrando estas marañas microscópicas, Jerram desmitifica a estos desconocidos microorganismos. Y utilizando el cristal como materia prima, no sólo destaca la fragilidad de la obra, sino también nuestra debilidad a la hora de enfrentarnos a estas enfermedades.

En esta galería podrás conocer de cerca la colección de cristal de microbiología de Jerram.

Galería original de Discovery Noticias creada por Talal Al-Khatib
Créditos: Luke Jerram


VIH

Transformar el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) en una obra de arte es una tarea aparentemente imposible. Según ONUSIDA, el programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, este virus es responsable de las muertes de aproximadamente 34 millones de personas en todo el mundo desde que la epidemia fue reportada por primera vez en 1981.

La escultura del VIH fue la primera que creó Jerram para su colección.
Créditos: Luke Jerram


Malaria

La malaria es una de las enfermedades que más ha azotado a la humanidad a través de la historia. En el 2010, la Organización Mundial de la Salud estimó que más de 200 millones de personas se vieron afectadas por esta enfermedad, sobre todo en las regiones acusadas por la pobreza de la África subsahariana, pero también en algunas partes de Sudamérica y del sudeste asiático.

La malaria se transmite por las picaduras de mosquitos. Y es por ello que los mosquiteros, los repelentes para insectos y los pesticidas son muy eficaces para prevenirla, aunque no toda la población puede acceder a ellos.
Créditos: Luke Jerram

 

E. coli

La bacteria E. coli es representada en esta obra de arte de cristal. Aunque la gran mayoría de las cepas de E. coli son en realidad inofensivas para el ser humano, las cepas con las que estamos más familiarizados son las que causan las intoxicaciones alimenticias.
Créditos: Luke Jerram


Bacteriófago T4

Esta escultura con aspecto de alienígena es en realidad el bacteriófago T4, un virus que combate a la bacteria E. coli.

Los bacteriófagos son pequeños virus que se adhieren a la membrana celular de las bacterias, inyectando su ADN en éstas. A raíz de ello, las bacterias producen réplicas del virus rellenándose hasta que estallan.
Créditos: Luke Jerram


SARS

Si esta obra de cristal te recuerda las plagas del pasado, podrías no sorprendente al descubrir que representa al síndrome respiratorio agudo y grave, también conocido como SARS.

El SARS saltó a los medios de comunicación en el 2003 al afectar a personas de 37 países diferentes y alcanzar prácticamente los niveles de pandemia. Aunque la cobertura de esta noticia fue ampiamente criticada por exagerar la amenaza, nueve mil personas fueron diagnosticadas con esta enfermedad, que cuenta con una tasa de mortalidad del 10%.
Créditos: Luke Jerram


Gripe porcina

La gripe porcina, mostrada aquí, fue otra enfermedad contagiosa que atrajo la atención mundial. Sin embargo, Jerram no sólo la seleccionó para su colección por esta razón.

Según su página web, Jerram se infectó de esta enfermedad y creó esta escultura “acosado por la fiebre mientras tomaba píldoras de Tamiflú cada ciertas horas”. La gripe porcina, también conocida como cepa H1N1 del virus de la influenza, fue noticia en el 2009 calificándose como la próxima gripe epidémica del futuro. Aunque es muy común entre los credos, la gripe porcina raramente se transmite entre los humanos. Cuando esto ocurre, sin embargo, los síntomas asociados con el virus, típicos de otras cepas de la grip, son particularmente severos.
Créditos: Luke Jerram


Virus del papiloma humano

Conocedores de que el Virus del Papiloma Humano (VPH) es común entre los humanos, podríamos pensar que este virus no es tan polémico como parece. Y de hecho nunca lo ha sido, aunque la posibilidad de utilizar una vacuna para prevenir la infección causada por este virus, que a su vez puede conducir a ciertos tipos de cánceres en las mujeres, ha dado mucho que hablar.

El virus puede ser transmitido sexualmente y su vacuna, dirigida a jóvenes menores de 25 años, ha hecho correr ríos de tinta a pesar de las aparentes ventajas que ofrece.
Créditos: Luke Jerram


Exantema vírico de manos, pies y boca

El exantema vírico de manos, pies y boca quizás no ha sido recogido mucho en la prensa pero los brotes de esta enfermedad son en realidad bastante comunes, particularmente entre los bebés y los niños. Ocasionalmente puede resultar fatal y los síntomas son muy similares a los de la gripe, con la excepción de pequeñas ampollas que pueden aparecer en todo el cuerpo, pero particularmente en las manos, pies y boca.
Créditos: Luke Jerram


¿Y qué es lo que viene?

Esta última obra de cristal representa la mutación futura de una enfermedad que todavía no existe. Podría encontrarse en una cañería de agua contaminada, en una fuente de alimentación o en una amorosa mascota muy cerca de nosotros.
Créditos: Luke Jerram
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...