lunes, 7 de enero de 2013

Dibujos en la naturaleza: islas desde el aire

Fotografía de Jodi Cobb 
 
Grandes olas rizadas cubren los arrecifes de coral que rodean Bora Bora, un antiguo volcán hundido a 266 kilómetros al noroeste de Tahití, en las Islas de la Sociedad (Polinesia Francesa). Bora Bora, con sus espectaculares playas blancas, una laguna de color azul eléctrico y agua cristalina, acoge cientos de especies de peces tropicales.

Fotografía de David Doubilet 
 
A unos 100 kilómetros de la Ciudad de Belice se encuentra este agujero azul de forma circular casi perfecta, que mide más de 300 metros de ancho y tiene una profundidad de unos 120 metros. El agujero es la abertura a un sistema de cuevas existente durante la glaciación. Cuando se derritió el hielo y subió el nivel del mar, se inundaron las cuevas, creando lo que es hoy un imán para intrépidos submarinistas.

Fotografía de James L. Stanfield
 
Un espectacular collar de arrecifes de coral rodea la Isla Mondriki, en primer plano, y la Isla Monu, al fondo, dos islas que forman parte de las Islas Fiji de Melanesia. Éstas se componen de 333 islas en Océano Pacífico Sur, conocidas por sus preciosas playas,  arrecifes de coral y exuberantes bosques tropicales.

Fotografía de Tim Laman
 
Las Islas Palaos, en la parte occidental del Océano Pacífico, están formadas por más de 250 islas, como éstas de gran vegetación y rodeadas de arena que salpican un mar de agua color azul brillante. El turismo es la industria principal del país y su riqueza marina invita a practicar el esnórquel, el buceo y a simplemente descansar.

Fotografía de Todd Gipstein
 
Rodeada de arrecifes de coral, Bora Bora está formada por los restos de un antiguo volcán. La vista aérea permite apreciar mejor la espectacular laguna azul y el contraste con el agua que la rodea.

Fotografía por Kenneth Garrett
 
Un arco iris atraviesa el cielo sobre el arrecife Glover, en Belice. El arrecife Glover cuenta con una gran riqueza marina y es uno de los mejores lugares del Caribe para bucear y practicar esnórquel. Además, es reserva nacional y fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1997.

Fotografía de David Alan Harvey 
 
Bancos de arena forman remolinos en Oregon Inlet, perteneciente a Cabo Hatteras National Seashore, en Outer Banks (Carolina del Norte). Outer Banks es una cadena de de finas islas de 322 kilómetros de largo que surge de la parte continental y protege la costa del agitado Océano Atlántico.

Fotografía de George Mobley
 
Blancas olas acarician las orillas de Bora Bora con los montes gemelos Pahia y Otemanu, formados a partir de un antiguo volcán, en segundo plano. Bora Bora, territorio de ultramar francés, se encuentra en las Islas Leeward (Islas de la Sociedad, Polinesia), en el Océano Pacífico.

Fotografía de Wolcott Henry
 
Las olas cubren la brillante costa de Belice en el Mar Caribe, en América Central. En ocasiones se le llama el «Mediterráneo americano» por su situación entre dos masas continentales. Esta mar, de 2.753.000 kilómetros cuadrados, tomó su nombre de los miembros de la etnia caribe, el pueblo que habitaba en la región cuando llegaron los europeos en el siglo XV.

Fotografía de Paul Chesley 
 
Una masa de esponjosas nubes coronan las exuberantes colinas de la isla de Tahití. Tahití y otras 13 islas forman las Islas de la Sociedad, islas volcánicas y de coral que salpican el Océano Pacífico Sur entre Australia y Sudamérica.

Fuente: National Geographic España
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...