sábado, 21 de enero de 2012

Los colores del ártico


El pasado mes de mayo, científicos de Artic Tipping Points y del CSIC navegaron hasta el Polo Norte a bordo del buque Jan Mayen. Su objetivo era evaluar el impacto del cambio global sobre el ecosistema ártico. A bordo también iba la fotógrafa Almudena Martín Castro. Algunas de sus fotografías pueden contemplarse en el Planetario de Pamplona. Foto: Almudena Martín Castro



En los laboratorios del buque Jan Mayen, los científicos investigaron posibles puntos de no retorno: umbrales a partir de los cuales, el ecosistema ártico podría verse alterado de manera irreversible. Para ello analizan muestras de agua y organismos capturados con ayuda de redes y otras herramientas. Foto: Almudena Martín Castro



La exposición 'Los colores del Ártico' forma parte de una serie de actos que organiza el Planetario pamplonés para conmemorar el primer centenario de la llegada del hombre al Polo Sur. En la imagen, científicos toman muestras de agua ártica. Foto: Almudena Martín Castro



El Estrecho de Fram se encuentra entre Groenlandia y las islas Svalbard. Se trata de un paso fronterizo, el lugar donde el Atlántico y el Ártico intercambian sus aguas, dando impulso a la corriente termohalina que recorre todo el globo. Este circuito podría colapsarse si disminuyese la diferencia de temperaturas entre dichos océanos. Foto: Almudena Martín Castro



La fotógrafa cuenta como vieron varios osos durante la expedición. "Sin embargo, ninguno se hallaba sobre tierra firme. No en vano, su nombre en latín es 'oso marino': su medio es el hielo flotante. Es ahí donde vive, come y caza. Por eso su conservación depende directamente de que el casquete polar no desaparezca durante los veranos, como se prevé que podría suceder en apenas un par de décadas. Foto: Almudena Martín Castro



El otro gran mamífero marino del Ártico, después del oso polar o las ballenas, es la morsa. Estos animales llegaron a estar gravemente amenazados en el pasado, debido a la caza indiscriminada que sufrieron por parte de los buscadores de marfil, principalmente. Foto: Almudena Martín Castro



Entre las 24 fotografías de la exposición, aparece la de este tren semienterrado usado en Svalbard en el siglo XIX en el negocio más lucrativo, que no era la caza de ballenas, sino el carbón. Hoy ha dado paso a una estación científica internacional. Foto: Almudena Martín Castro



En Longyearbyen (Svalbard) se encuentra el Banco Global de las Semillas. Fue construido en 2007 con el objetivo de salvaguardar la biodiversidad del planeta y alberga muestras de semillas de las plantas conocidas. Foto: Almudena Martín Castro



En el Planetario de Pamplona coinciden otras dos exposiciones sobre los polos y una serie de conferencias, todo impulsado con la colaboración de BBK, la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco, Amazings.es y el Proyecto Arctic Tipping Points. En la imagen, dos petreles. Foto: Almudena Martín Castro



La exposición quiere llamar la atención sobre los riegos que acechan al Ártico. Como cuenta la fotógrafa, "Resulta difícil aceptar que este mundo de hielo, carismático y fascinante, es menos probable cada día que pasa. Asistimos al despiece de una ficción futura". Foto: Almudena Martín Castro


Fuente: Público
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...