miércoles, 1 de junio de 2011

Las reinas del camuflaje submarino


La efectividad del camuflaje de las sepias ha estado siendo examinada por científicos. Estos moluscos son conocidos por su habilidad para disimular su presencia, con fines de protección, y para destacarla, con fines de procreación.



En esta fotografía un macho cambia rapidamente de traje ante la cercanía de un buzo. Las sepias son maestras en el arte de cambiar de color pero, según los científicos, no pueden distinguir los colores.



Al enfocar su atención en diseños o patrones, y no tanto en los colores, los científicos esperan entender mejor estas extraordinarias transformaciones desde la perspectiva de las sepias.



Para ello, biólogos de Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia cuantificaron el nivel de correspondencia entre el paisaje marino y los patrones de las sepias.



El análisis matemático demostró que los patrones de camuflaje de las sepias se repiten con la misma frecuencia con la que se encuentran en el ambiente. Mientras que, cuando quieren destacarse, los machos rompen dramáticamente el patrón empleando líneas blancas.



Las sepias gigantes de Australia (Sepia apama) son las más grandes del mundo y pueden llegar a medir hasta 50cm. Cada año, se acercan a las costas del sur de Australia para reproducirse, por lo que los buzos pueden encontrar centenares en una sola inmersión.



"Las sepias gigantes macho compiten con elaboradas exhibiciones por el derecho a reproducirse con las hembras", explicó la Dra.Sarah Zylinski, ecóloga de la Universidad de Duke. "Esto incluye oleadas de bandas oscuras sobre sus cuerpos de color azul o verde brillante, o decorados con rayas blancas".



Los científicos creen que para ser reconocidas durante la temporada de apareamiento las sepias dependen sobre todo de patrones de alto contraste. En esta foto, una sepia macho le envía a un rival una compleja señal descrita como un conjunto de nubes pasando.



Fuente: BBC Mundo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...