jueves, 18 de noviembre de 2010

Las Rocosas canadienses (por Félix Capote)

Fotografías de frivera



Las Montañas Rocosas canadienses concentran uno de los enclaves más impresionantes de Canadá. Este lugar nos permite visitar lagos, glaciares, cañones y bosques donde habitan osos y ciervos. Canadá alberga el conjunto montañoso más espectacular de Norteamérica. Un tramo de 800 Km que encadena una decena de parques naturales.

Las Montañas Rocosas se reparten entre las provincias de Alberta y Columbia Británica. Concentran parques nacionales como los de Banff, Kootenay, Yoho, Jasper y Waterton. La cordillera es Patrimonio de la Humanidad desde 1984. Las Rocosas canadienses son la continuación de las estadounidenses. Algunas de sus cumbres rozan los 4000 metros de altitud.



Iniciamos nuestro viaje en Calgary, ciudad situada en medio de la llanura y rodeada de campos de cereal. Calgary es la capital de la provincia de Alberta. Es una ciudad moderna donde los rascacielos se mezclan con mansiones históricas y jardines. Esta joven y moderna ciudad consigue fusionar los estereotipos del Oeste de botas y sombreros vaqueros con las boutiques de moda, los restaurantes de lujo, los zapatos de tacón y los trajes de chaqueta. Sus habitantes gozan de un alto poder adquisitivo, muchos de ellos trabajan en industrias de alta tecnología o de recursos energéticos.




A 100 Km al sur de Calgary nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Waterton. Este parque es el más pequeño de las Rocosas y linda con Estados Unidos. Es ideal para observar la fauna del lugar. Abundan osos y coyotes. Aquí la planicie se eleva hasta un terreno alpino escarpado y deshabitado, lleno de exuberantes valles, lagos cristalinos e impetuosas cataratas. Fundado en 1.895. Sus espectaculares paisajes cruzan el paralelo 49, internándose en EE UU donde están protegidos dentro del Glacier Nacional Park. Ambos parques forman el Waterton- Glacier International Peace Park.




Dejamos este parque y nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Kootenay. Se encuentra en la Columbia Británica pero contiguo a Banff. Con 1.406 Km cuadrados de superficie boscosa y lagos. Kootenay tiene un clima más suave que los otros parques de las Rocosas. Es el único parque nacional de Canadá que alberga tanto glaciares como cactus. Una carretera panorámica lo atraviesa de Norte a Sur.






Siguiendo hacia el Norte nos encontramos con el Parque Nacional de Banff. Este parque cubre 6.641 Km cuadrados y se encuentra al Norte de Calgary. Es la reserva más antigua de Las Rocosas. En este lugar las montañas se elevan y parecen tocar el cielo en una mezcla de colores y tamaños. La nieve contrasta con el azul del cielo. Los lagos poseen tonos verde esmeralda o azul turquesa que brillan a la luz del sol. Todo lo que vemos parece demasiado hermoso para ser verdad, tan perfecto que parece un sueño. Banff se estableció en 1885 y fue el primer parque nacional de Canadá. Es con mucho el más conocido de las Rocosas.




Destaca en este lugar los espectaculares Lago Peyto, Lago Moraine y Lago Louis.

El lago Peyto es uno de los lagos glaciares más hermosos del mundo, con aguas de color azul pálido. Merece una parada en este lugar para poder ver tanta belleza.



Lago Moraine. El paisaje ya impresiona desde mucho antes de llegar a las espectaculares aguas de color azul verdoso del lago Moraine, situado en el Valle de los Diez Picos. La estrecha y sinuosa carretera ofrece vistas de los impresionantes picos en la distancia. Es un lago tranquilo con un paisaje abrupto y aislado.





Lago Louis. Es conocido como la joya de las Montañas Rocosas. Este espectacular lago de color verde esmeralda se halla en un pequeño valle glaciar, rodeado por elevados picos nevados que albergan el glaciar Victoria. Dependiendo de las condiciones del agua y del ángulo del sol, el color del lago parecerá algo diferente desde cada posición y momento que lo visites. El lago Louis es uno de los puntos más visitado de Banff. A pesar de esto sigue siendo un lugar mágico.





Nos dirigimos ahora hacia Yoho. Parque fundado en 1886. Está lleno de cascadas y tiene una superficie de 1.310 Km cuadrados. Sus colinas, valles fluviales, lagos, glaciares y prados son lugares realmente impresionantes. El parque limita con la frontera con Alberta y el Parque Nacional de Banff al este y con el Parque Nacional de Kootenay al sur. Descubrimos en este lugar el lago Esmeralda. El lago adquiere un increíble color verdoso cuando la luz se refleja en las delicadas partículas de rocas glaciares que se han depositado en su lecho a causa de la erosión.





Nos encontramos también en este lugar las Wapta Falls.



Ya más al norte llegamos al Parque Nacional de Jasper, el mayor de los parques Nacionales de Las Rocosas con 10.878 Km cuadrados. Réplica de Banff en el norte, es una región amplia y remota de densos bosques y prados alpinos. Nos encontramos aquí con más de 1000 Km de senderos. Entre otras bellezas destacan el Lago Maligne y Pyramid Lake.







Consejos:

Alquilar coche y levantarse muy temprano para aprovechar la mágica luz del amanecer.



Félix Capote

Fuente: Ojo Digital
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...