martes, 14 de julio de 2009

Recuerdos

Dentro de tres días cumplo 43 años y no sé por qué me ha dado por recordar un montón de cosas de cuando era niña. Eso me lleva de cabeza a mi Brasil del alma. Ya sé que muchos dirán: “¿si tanto lo hechas de menos por qué no vuelves?”. No se trata de volver a un lugar, se trata de volver a un tiempo que ya pasó, que tuvo su momento. Se supone que hemos crecido, que hemos evolucionado y que los recuerdos de esas vivencias están directamente relacionados con lo que somos en la actualidad.

Una vez me dijeron en un tono “poco agradable” que había renunciado a mi país. Yo no he renunciado a nada, solamente vivo en Canarias desde hace muchos años y aquí pienso quedarme otro tanto más. Crecí oyendo hablar de esta tierra una vez que mi padre era de aquí, como crecí oyendo hablar de Cuba, la Cuba en la que vivió mi madre, porque mi madre es de allí. No voy entrar en lo politiqueo del antes o después, porque sino también lo tendría que hacer en lo referente a Brasil, puesto que cuando estaba allí era una dictadura militar y ahora no, y tendría que hablar de dictadura española, la misma que hizo que mi padre emigrara de polizón en un barco hacia Cuba, cuando ésta estaba prohibida en las islas.

A lo que iba, recordar es vivir, ya sean cosas buenas o malas. Cuando recuerdas algo “malo” y te pones triste, dicen que tienes un trauma, que no has pasado página, que no lo has superado, etc., etc., etc. Pero, ¿qué se dice cuando los recuerdos te hacen sentir feliz? No soy psicóloga, pero sí sé que cuando recuerdo algo que me hace sentir feliz la sonrisa no me la quita nadie y me gusta compartir esa alegría.

Eso fue lo que pasó ayer. Mi amigo Carlos Alkmin, compañero de colegio que no veo hace 30 años y que gracias esto de Internet nos hemos puesto en contacto, me ha enviado una canción que hace parte de la vida de cualquier paulista. Se trata de una canción utilizada en un programa de radio que tenía una inmensa audiencia y era el referente para muchos paulistas no llegar tarde a sus puestos de trabajo.

Yo desayunada todos los días oyendo eso antes de irme al colegio. Sería genial que saliera en vídeo aquello de:
"São 7h13.
Repita.
Agora são 7h14.
Repita a hora atualizada.
7h14."


Muito obrigada Carlos, muito obrigada mesmo.
Beijos


SINFONIA PAULISTANA
(Billy Blanco)

(...)
Começou um novo dia, já volta
Quem ia, o tempo é de chegar
Do metrô chego primeiro, se tempo é dinheiro
Melhor, vou faturar
Sempre ligeiro na rua, como quem sabe o que quer
Vai o paulista na sua, para o que der e vier
A cidade não desperta, apenas acerta a sua posição
Porque tudo se repete, são sete
E às sete explode em multidão:
Portas de aço levantam, todos parecem correr
Não correm de, correm para
Para São Paulo crescer
Vão bora, vão bora, olha a hora
Vão bora, vão bora, vão bora, vão bora
Olha a hora, vão bora, vão bora, vão bora
(...)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...