miércoles, 3 de junio de 2009

Un pequeño homenaje



Mi padre nació en un pueblito llamado La Atalaya de Guía al norte de la isla de Gran Canaria. En 1951 con 24 años emigró hacía Cuba de forma clandestina en un barco. Por aquella época la inmigración estaba prohibida aquí en Canarias.

Mi padre no tuvo mayores estudios, eran otros tiempos y desde muy jóvenes los chicos se ponían a trabajar, mi padre se metió en la construcción. Era otra época y la gente entonces se hacía un oficio en la práctica, es decir, trabajando. No tenía títulos ni diplomas, pero sí tenía una voluntad de hierro y era listo como el hambre.

Recuerdo que siempre decía que lo que más envidiaba en la vida era “el saber”. Se lamentaba de no haber podido estudiar porque desde los 14 años tuvo que ponerse a trabajar para ayudar a mis abuelos.

Les dejo algunas fotos de las casas que hizo en São Paulo – Brasil. No tengo fotos de las construcciones que realizó en Cuba, pero entre las cosas que hizo estaba el puente sobre el río Jaruco. Mi padre falleció hace 20 años, no fue nadie importante, excepto para su familia. Qué más se puede pedir en la vida, sino ser importante para la gente a la que quieres.

Las fotos fueron sacada en 1974, no están en muy buen estado. Entre las cosas que hizo está el colegio donde mi hermana y yo estudiamos, que en la actualidad es un macro gimnasio.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...